Que no nos engañen cambiando el centro de atención: el motivo de los escraches no es más que avergonzar a aquellos que tienen de qué hacerlo. La connivencia con la corrupción es necesaria para que esta exista.

Los escraches no tienen otro objetivo que incordiar y avergonzar públicamente a quienes se saben infractores del código moral aceptado por nuestra sociedad. No nos dejemos engañar por quienes cumpliendo la primera estrategia de manipulación de Chomsky, quieren traslada el centro de atención a la posible violencia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies