Año viejo, año nuevo.

Uno se va haciendo viejo y se empieza a intuir. A pesar de ello, el atractivo de creer que podemos cambiar no ceja y nos pincha para que nos prometamos (ésta vez sí) que haremos algo de forma diferente a como lo hemos hecho durante toda nuestra vida.
Siendo así, te miras al espejo y te dices “escribiré más. Me apetece”.

¿Será ésta la definitiva?. Se verá el 31/12/12.

Share on:

Leave a comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies